Esclerosis con microespuma

Las varices son dilataciones permanentes de las venas superficiales. La esclerosis con microespuma es un modo muy eficaz de eliminarlas, y con nula agresividad.

Consituyen un problema muy frecuente.

Un 30 % de la población tiene insuficiencia venosa en mayor o menor grado.

Muchas veces son asintomáticas. Pero lo habitual es que con el tiempo causen pesadez, cansancio, dolor, hinchazón, etc. Con el tiempo pueden llegar a producir pigmentaciones en la piel e incluso úlceras. Y pueden complicarse cuando se trombosan (flebitis), o sangrando (varicorragia).

Aunque su diagnóstico es mediante la exploración, lo más frecuente es que haya insuficiencia de algún eje safeno. Esa insuficiencia sólo puede ser diagnosticada mediante una ecografía/Doppler en color.

Es habitual pensar que las varices constituyen un problema de estética, pero es un error. Lo cierto es que son la manifestación más habitual de un problema circulatorio. Son la cara visible de una insuficiencia venosa, de un problema de retorno.

Existen muchos métodos para tratar las varices.

Lo importante es tener la suficiente experiencia con todos ellos. De ese modo, se puede aplicar la mejor técnica para cada problema concreto.

El objetivo del tratamiento de las varices es doble. Lo principal es tratar el problema circulatorio que suponen, que suele ser la insuficiencia de algún eje safeno; por otro lado, hay que corregir el aspecto estético (las varices propiamente dichas).

La esclerosis con microespuma es el método menos agresivo que existe para eliminar las varices.

Consiste en la inyección de un agente esclerosante en el interior de los segmentos venosos insuficientes. Ello conduce a su cierre y paulatina desaparición. No precisa anestesia, incisiones quirúrgicas ni ingreso. Por tanto, tampoco es necesario ningún período de recuperación. Se lleva a cabo en un número variable de sesiones, después de las cuales se pueden retomar las actividades de la vida diaria inmediatamente. Es decir, son procedimientos ambulatorios.

La esclerosis con microespuma es eficaz para todo tipo de varices. Al contrario de lo que se cree, es particularmente efectiva en varices que ya tienen cierto calibre. Sus resultados son los mismos que con otras técnicas, pero con una agresividad mucho menor.

Esclerosis con microespuma
Antes del tratamiento
Esclerosis con microespuma
Tras esclerosis con microespuma

 

Es esencial una consulta especializada.

No hay dos varices iguales. Por tanto, ante la presencia de varices, es esencial acudir a una Consulta especializada de Cirugía Vascular. En ella, a través de un examen minucioso y de un estudio ecográfico, se va a determinar con exactitud el grado de afectación de cada paciente, y plantear el mejor tratamiento para su problema.

Ir arriba